Querido lector, ¡este post SI te dirá cómo se consigue el éxito de una empresa!

Hace ya unos años que me dedico a mejorar los procesos comerciales de startups y empresas, gracias a mis colaboraciones con Wayra, Plug & Play y otras aceleradoras estoy conociendo muchas compañías y muchos emprendedores interesantes en Latino América y en Europa e intento entender, analizar, asesorar y mejorar sus procesos comerciales, a la par que orientar a estos jóvenes (algunos no tan jóvenes) en sus objetivos.

La inmensa mayoría de estos profesionales y emprendedores están bien asesorados, en el caso de las startups debido al excelente trabajo realizado por las aceleradoras, quienes les ayudan a armar bien sus proyectos, les introducen en las redes de inversores y les promocionan de diferentes maneras, aunque hay algo que me preocupa en esta fiebre del “emprendedurismo”: la imagen frívola que se puede transmitir de lo fácil que es montar una empresa y llevarla a conseguir los éxitos que obtienen muchas de las que son aceleradas o de las que han trabajado para encontrar su sitio en el mercado a mayor o menor velocidad, pero que sólo son visibles cuando se habla de sus rondas o de la cantidad de usuarios o clientes.

Desgraciadamente el objetivo que persiguen muchos “neo-startuperos” en proceso de ideación o de pre-aceleración es: ¡levantar capital! pero claro, sin esfuerzo o mejor dicho, sin resultados. Básicamente que te paguen por tu idea y por lo simpático que eres. Nos han vendido la cultura del pelotazo y demasiada gente lo está buscando. ¿Pero estamos locos o qué?

Me hace gracia, cuando en algún evento se te acerca un jovencito y me dice “oye, ¿eres inversor?, es que estoy buscando una ronda de 400.000 euros para crear un producto que cambiará el mundo, una app que tendrá millones de usuarios freemium” y claro, yo pienso, “la verdad es que no conozco muchas apps que tenga millones de usuarios y en España menos… ¿Cuánto has dicho que quieres? a ver si tengo suelto…”

Fuera de bromas, hay una cosa que es muy importante que se tenga en cuenta para obtener el éxito de una empresa: ¡¡TRABAJAR DURO!!

Cuando vemos en nuestro entorno las rondas conseguidas por empresas como CartoDB (23M) o JobandTalent (25M) parece que es fácil y que además lo puede hacer cualquiera, pero no es así. Yo veo a diario el trabajo de equipos que arrancan con ilusión y mucho, mucho esfuerzo, consiguiendo ventas, como Influencity, FruitBull o Entrenar.me, veo los esfuerzos de los que están consolidándose como Wayook, Voicemod, Zänk, Groopify, Upplication, Marfeel, Apparcar, Wave, Terminis, Glassy,  veo como han evolucionado en estos años, Graffter, Proradis, City Hook, Green Momit, Otogami, Bucmi, Selltag, Overmedia Cast, cómo trabaja sin descanso Jesús de TedCas, Sebas de Fluvip,  Mauro de Spumenews, Javier y Nacho de Startup Explore, incluso veo algunos de los que han tenido que cerrar como Innubu, o Hiveplay… veo muchas cosas y muchas variables que les llevan hacia el éxito o hacia el fracaso, pero todos tienen el mismo objetivo: ¡Cambiar el mundo! ¡no sólo levantar rondas!

Si quieres montar una empresa, y pretendes conseguir una ronda de financiación de 100 Millones, más vale que te llames Sergey Brin, Mark Zuckerberg, Jeff Bezos o Dan Wagner o que hayas tenido ya un exit de más de 500 millones, porque sino, las rondas son bajitas y más en España.

Pero si quieres tener éxito en una EMPRESA (startup o no) ten claro los siguientes “must”:

  • Trabaja duro, no para levantar capital, sino para satisfacer una necesidad de mercado o para aportar un valor extra a tu público objetivo. Los inversores llegan cuando hay tracción, rara (rarísima) vez antes.
  • Los clientes son lo más preciado de cualquier compañía, así que piensa como vas a establecer la comunicación con ellos.
  • El producto no es tan importante, lo más importante es que cumpla las expectativas de tus clientes/usuarios.
  • La suerte no existe, los clientes si. Así que céntrate en conseguir clientes, y fidelizarlos además de satisfacerles.
  • La planificación, observación, análisis, ejecución son igual de importantes que la rapidez, escala el negocio cuando debas, no lo intentes antes de entender el mercado.
  • Cuando hagas un gran trabajo, tendrás un gran resultado, si eres mediocre, sólo conseguirás resultados mediocres.
  • El rechazo no es más que una oportunidad para volver a intentarlo, así que no desesperes y vuelve a la carga, pero aprende de tus errores.

¡Para dar un pelotazo, se necesitan muchas variables! la primera, tener balón, (tener un producto/servicio que tenga clientes)

¡PERO RECUERDA QUE NO HAY VARITAS MÁGICAS! ¡Hay mucho trabajo duro!

El éxito de las empresas es ese: ¡tener clientes!

Si aún quieres intentarlo, sólo los comprometidos crecen y tienen éxito, aún cuando lleguen las vacas flacas, que llegarán, las dificultades, que llegarán, los pesimismos, que llegarán… tendrás que volver a levantarte y seguir saliendo a cambiar el mundo. Simplemente, ¡no olvides que el mundo está lleno de clientes!